Home » Principal » PROFEPA incrementa vigilancia en manglares

PROFEPA incrementa vigilancia en manglares

México, D.F., 26 de julio de 2014.- La oportuna actuación de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) en el reciente operativo realizado en Isla Holbox, se debe a la presunción de un delito ambiental como es la afectación de un Área Natural Protegida y el desmonte de mangle, especie protegida por leyes nacionales e internacionales.

Esta Procuraduría tiene como una de sus principales facultades: programar, ordenar y realizar visitas u operativos de inspección, para vigilar y evaluar el cumplimiento de las disposiciones jurídicas aplicables a la restauración, preservación y protección de los recursos naturales.

En este sentido, la PROFEPA ha llevado a cabo diversas acciones de inspección y vigilancia ambiental, para la protección de los recursos naturales en el Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam, conocida como Isla Chica de Holbox, municipio de Lázaro Cárdenas, Quinta Roo.

Esta Área Natural Protegida  se caracteriza por ser un ecosistema de manglar,debido a su gran riqueza biológica y a que proporciona importantes servicios ambientales, como la captura de carbono, barrera natural de protección contra huracanes y zona de refugio de diversas especies de aves marinas migratorias, peces, crustáceos, moluscos y pequeños mamíferos.

El manglar está presente en los 17 estados costeros del país, abarcando 770,057 hectáreas, de modo que México se encuentra entre los cinco países con mayor extensión de dicho ecosistema.

Cabe destacar que en 2007 se incrementó la protección al manglar a nivel nacional, cuando fue adicionado el artículo 60 Ter a la Ley General de Vida Silvestre, a fin de prohibir la remoción, relleno, transplante, poda, o cualquier obra o actividad que afecte la integralidad del flujo hidrológico del manglar.

Esta disposición, aunada al estatus actual de protección de las 4 especies de manglar, enlistadas en la categoría “Amenazada” dentro de la NOM-059-SEMARNAT-2010, obligan a PROFEPA a realizar acciones constantes de inspección y vigilancia, a fin de prevenir y controlar los posibles daños al ecosistema de manglar en todo el país.

El caso de Isla Holbox es particular, ya que forma parte del Área de Protección de Flora y Fauna (APFF) Yum Balam, decretada en 1994. Esta región también se cataloga como sitio Ramsar desde 2004; está considerada por la CONABIO, como Región Terrestre Prioritaria “Dzilam-Ría Lagartos-Yum Balam”; Región Marina Prioritaria “Dzilam-Contoy”; Región Hidrológica Prioritaria “Contoy”, y Área de Importancia para la Conservación de Aves (AICA) “Yum Balam”.

Dichos instrumentos de protección ambiental confieren a la Isla Holbox una importancia especial en materia de protección integral de los recursos naturales.

Bajo estos fundamentos, la PROFEPA ha llevado a cabo diversas acciones de inspección y vigilancia en la Isla Holbox. Destaca que en 2010 se realizó la clausura de actividades de desmonte y tala de vegetación forestal que se realizaban en un predio de la Isla Holbox, debido a que se estaban afectando algunas especies de flora protegida, como mangle, bromelias y cactáceas.

También en 2010 fueron clausuradas de manera parcial temporal las obras de ampliación del hotel “Mi Capricho”, ahora conocido como “Hotel Las Nubes Holbox”, por carecer de autorización, con lo que se modificaba el perfil costero y afectaba el hábitat de especies arbóreas listadas en categorías de riesgo.

Además, la PROFEPA sancionará a Servicios Marinos Holbox, S.A. de C.V., operadora de la estación de carga de combustible para embarcaciones, con multa de 150 mil pesos, por incumplimiento a la autorización de impacto ambiental.

Asimismo, la PROFEPA, realiza acciones de vigilancia permanente a las actividades de nado con tiburón ballena, para que esta actividad se lleve a cabo bajo el marco de la ley, verificando que se cumplan las condicionantes de las autorizaciones que emiten SEMARNAT y CONANP.

Actualmente, la PROFEPA continúa ejerciendo sus facultades para protección ambiental de la Isla Holbox. En días pasados se informó sobre el operativo en coordinación con SEMAR, que tuvo lugar en la región suroeste de la isla, en el cual se detuvo en flagrancia a 16 sujetos que desmontaban una zona de manglar.

Dicho operativo se llevó a cabo en atención oportuna a denuncias del Director del APFF Yum Balam, quien ha coadyuvado por medio de la denuncia popular, al cumplimiento de la legislación ambiental.

         Derivado del oportuno operativo, se realizaron trabajos de campo en el área en la que se detectó afectación de la cubierta forestal, con la participación de 7 inspectores de PROFEPA, 7 peritos ministeriales, 1 elemento del Ministerio Público y 5 elementos de la Marina.

En la poligonal de 2.54 hectáreas se encontró con la rapidez de la atención sólo una afectación del 40%, es decir una hectárea aproximadamente. Se están procesando los datos para definir cuánta afectación corresponde a manglar y selva, respectivamente.

Se detectaron las actividades de apertura de brechas, corte y aclareo con herramientas manuales y deslinde de 200 terrenos de 7.5 X 20 metros, que de no haberse intervenido con oportunidad el daño ambiental se hubiese multiplicado.

         Se concluye que las coordenadas del terreno afectado se ubican dentro del APFF Yum Balam, el tipo de vegetación afectada es manglar y se observa el cambio de uso de suelo en terrenos forestales, sin contar con autorización.

Por estas razones, la PROFEPA iniciará el procedimiento administrativo correspondiente, que permitirá garantizar la legalidad y el estado de derecho en materia ambiental, a fin de proteger el patrimonio natural de la Isla Holbox y de nuestro país, sin menoscabo de la responsabilidad penal que le resulte a los 16 detenidos.