Home » Chetumal » Descarta Sesa que exista alerta por paperas (parotiditis) en Quintana Roo

Descarta Sesa que exista alerta por paperas (parotiditis) en Quintana Roo

Chetumal. – El pasado 23 de abril, el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica emitió el documento Aviso epidemiológico por casos de  paperas (parotiditis infecciosa) en México – Abril 2018, en el que se incluyó a los Estados de Tamaulipas, Nuevo León y Quintana Roo entre las entidades con un incremento de casos de parotiditis.  

 

Al respecto, la Secretaría de Salud de Quintana Roo le informa a la comunidad que el aviso emitido por el SINAVE es un procedimiento de rutina que se realiza con el objetivo de que las entidades pongan énfasis en el diagnóstico y los padecimientos sean detectados con oportunidad. El aviso no significa que exista una alarma por el número de casos.

 

La parotiditis es un padecimiento producido por el virus Paramyxoviridae y se transmite por las gotitas de la saliva cuando una persona con la infección habla o estornuda cerca de una no infectada y quien no esté vacunada contra el virus. También se propaga a través del contacto directo con artículos que contienen saliva infectada.

 

La parotiditis es una enfermedad prevenible con vacunación y la Secretaría de Salud de Quintana Roo cuenta con el abasto necesario en Quintana Roo para proteger la salud de la población contra esta enfermedad.

 

El biológico que se aplica es la vacuna SRP o triple viral, la cual protege contra Sarampión, Rubeola y Parotiditis.  Es importante que los niños menores a 10 años cuenten con esta vacuna.

 

Durante 2018 se han aplicado 6 mil 60 dosis con las cuales se protegieron a igual número de niños de entre 1 año y menos de 10 años de edad. Esta vacuna es segura y eficaz y los protege contra estas enfermedades para evitar que la desarrollen en la edad adulta.

 

En la edad adulta no hay vacunas para la prevención de la parotiditis y las personas que en la infancia no fueron vacunadas, o no desarrollaron inmunidad contra el virus, son susceptibles a contagiarse.

 

Lo anterior tiene concordancia con lo publicado en el aviso del SINAVE, en el que se señala que el grupo de edad más afectado es el de 20 a 44 años de edad, es decir, personas adultas que no recibieron la vacuna en su niñez, no están inmunizadas y por ser un padecimiento viral no hay un tratamiento específico.

 

El período de incubación varía entre 12 y 28 días, los primeros síntomas se manifiestan entre el día 16 y 18 después del contagio con la aparición paulatina de los siguientes síntomas: malestar general, fiebre, aumento de tamaño de las glándulas salivales (localizadas entre el oído y la mandíbula), dolor de la cara, de cabeza, garganta, dolor al masticar, pérdida de apetito y afecciones en otras partes del cuerpo son algunos de los signos y síntoma de la enfermedad.

 

Ante esta sintomatología se recomienda evitar la automedicación y acudir al médico.

 

Para evitar la propagación se aconseja el lavado frecuente de manos con agua y jabón, no acudir a la escuela o trabajo, evitar el contacto con niños, embarazadas, adultos mayores, no saludar de abrazo, beso o mano, no compartir objetos personales, vasos, platos, cepillos, no acudir a lugares concurridos, cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable en caso de estornudar, limpiar las superficies contaminadas con las secreciones nasofaríngeas. 

 

La vacuna contra el Sarampión, Rubéola y Parotiditis está disponible en todos los centros de salud del Estado de Quintana Roo. El esquema de vacunación contra esta enfermedad son dos dosis. La primera se aplica al año de edad y la segunda a los 6 años de edad.

 

Para aquellos niños y niñas menores de 10 años que no tengan alguna aplicación de este biológico se recomienda acudir a la unidad de salud más cercana para que sea administrada al menor y consiga la protección específica contra el virus de la parotiditis.

Foto de archivo