Home » Pajaros en el Alambre » “La sucesión adelantada” de los Taxistas Cancún, escribe Don Severo

“La sucesión adelantada” de los Taxistas Cancún, escribe Don Severo

Por “Don Severo León”

Faltan poco más de cien días para la elección del nuevo Comité Directivo del Sindicato de Taxistas “Andrés Quintana Roo”, pero los aspirantes a suceder a Eric Castillo no pierden el tiempo y están prestos a visitar sitios desde varios meses atrás, o sea que las viejas prácticas del clásico “madruguete” tan característico entre traidores y sinvergüenzas, siguen vigentes  en este gremio.

Dicen que lo que mal empieza, no tiene un buen final, aunque esto poco le importa a Alejandro Peralta Paredes y a Manuel Pérez Mendoza, quienes descaradamente realizan actos de proselitismo no sólo en los sitios de taxis, so pretexto de “visitar” a sus compañeros concesionarios, sino que también buscan desesperadamente espacios en medios de comunicación para externar públicamente sus aspiraciones.

En el colmo del cinismo, el ex secretario general (2009-2011) “Manolo” se regodea ante la prensa, al externar su interés por procurar una mejor administración sindical,  cuando de todos es sabido que en la asamblea que convocara el pasado 15 de febrero de 2011, fue literalmente “corrido” por la muchedumbre reunida en el auditorio “Fundadores” no sin antes recibir senda cachetada seguido de infinidad de improperios que le gritaban tachándolo de ladrón.

Acusado de desvío de recursos, falta de transparencia y de intentar reelegirse, Manuel Pérez Mendoza, dejó un precedente en el gremio por haber intentado modificar el artículo 21 inciso G de los estatutos del Sindicato de Choferes Taxistas y Similares del Caribe “Andrés Quintana Roo”.

Pérez Mendoza nunca entregó cuentas claras sobre los recursos que genera el organismo, motivo por el cual se le ordenó una auditoría para la revisión de ingresos y egresos, así como un arqueo de los recursos manejados por la secretaría de finanzas y también una investigación sobre los dineros del Fondo de Defunción e invalidez.

Llevado por su ambición y buscando a toda costa la “anuencia” para mantenerse en el cargo,Manuel Pérez se movilizó para establecer sus relaciones con el otrora gobernador electo, Roberto Borge; hoy preso acusado por desvío de recursos, enriquecimiento ilícito y por haber dejado al Estado en una situación de quiebra financiera que también todos conocemos.

De lo que dice la gente de Alejandro Peralta, escribiremos después…​