Home » Playa del Carmen » Propone @MiguelRamonSII una vivienda digna para desalentar invasiones

Propone @MiguelRamonSII una vivienda digna para desalentar invasiones

Playa del Carmen, 28 de Mayo.– Con la convicción de servir, empoderando a los ciudadanos que lo han colocado en las preferencias como candidato ganador en la contienda  a la diputación del Distrito Electoral 01, Miguel Ramón Martín Azueta refrendo su compromiso por legislar por una vivienda digna, tanto en zona rural como urbana, que dé certeza a los quintanarroenses.

Uno de los principales objetivos del abanderado de los partidos Movimiento Ciudadano, Acción Nacional y de la Revolución Democrática, que van en coalición “Por Quintana Roo al Frente”, es lograr que las familias y ciudadanos quintanarroenses logren consolidar su patrimonio en el rubro de vivienda.

Explicó que por la movilidad demográfica y migración en todas sus modalidades en los centros turísticos del país (en específico Quintana Roo), ha generado un crecimiento demográfico del 2.47%, de acuerdo con datos emitidos en el 2014 por el Consejo Nacional de Población (Conapo), con habitantes procedentes de más de  54 países y con más de  30 etnias.

Adicionalmente, se prevé que para el año 2030, Quintana Roo alcance una población cercana a los 2 millones 232 mil habitantes, de acuerdo a las tendencias demográficas del Conapo.

Con ello, dijo, podría seguir acrecentando una gran variedad de problemas: distribución poblacional, zonas habitables, infraestructura de servicios básicos agua potable, drenaje, electricidad, iluminación, tránsito, transporte, pero principalmente seguridad, educación, sanidad y vivienda digna.

Miguel Ramón, que le antecede una amplia experiencia en el sector público y privado, como presidente municipal de Solidaridad fue promotor y coordinador único para el Desarrollo Sustentable de la Riviera Maya (única en relación Federación-Estado-Municipio para el Desarrollo Urbano en México), subrayó que es menester legislar en materia de acceso a una vivienda diga para quienes no cuenten seguridad social, con el fin de desalentar las invasiones.