Home » Principal » Comidas típicas de México ampliarán la oferta turística del país; Ruiz Massieu

Comidas típicas de México ampliarán la oferta turística del país; Ruiz Massieu

Morelia, Michoacán, a 6 de abril de 2014.- La incorporación de la gastronomía tradicional a la oferta turística repercute positivamente en el número de visitantes y salvaguarda las prácticas tradicionales, aseguró la Secretaria de Turismo del Gobierno de la República, Claudia Ruiz Massieu.

Al encabezar el acto de clausura del 11° Encuentro de Cocina Tradicional de Michoacán, Ruiz Massieu señaló que los productos turísticos asociados con el patrimonio cultural inmaterial contribuyen a preservar y reforzar la diversidad cultural.

“Una tradición cultural refuerza la cohesión social y la solidaridad entre las comunidades que la mantienen”, subrayó.

Acompañada por el gobernador de la entidad, Fausto Vallejo Figueroa, la titular de la SECTUR destacó que eventos como el encuentro de Cocineras Tradicionales promueven la convivencia pacífica y el desarrollo colectivo.

Además, dijo, refrendan los lazos culturales compartidos por la región y promueven el crecimiento económico, a la par de conservar y promocionar la cultura y la tradición a nivel nacional e internacional.

Ruiz Massieu estableció que Michoacán es pionero en poner en valor la cocina tradicional, a través de encuentros en los cuales las cocineras tradicionales han sido la columna vertebral.

Estos encuentros, recalcó, son muestra de rasgos culturales comunes que definen nuestra identidad y sentido de pertenencia. No sólo brindan experiencias turísticas únicas, sino que permiten compartir expresiones culturales que nos definen y hermanan, externó.

Asimismo, anotó, estas expresiones constituyen un elemento fundamental de la riqueza cultural de un pueblo.

En esta edición participaron 55 equipos de cocineras tradicionales provenientes de las siete regiones del estado y se presentaron alrededor de 300 platillos típicos.

El encuentro de Cocina Tradicional de Michoacán tuvo como fin salvaguardar el reconocimiento de la comida mexicana como Patrimonio Intangible de la Humanidad, otorgado por la UNESCO, en noviembre de 2010.