Home » Principal » ANC denuncia acoso e intimidación de parte de la APIQROO

ANC denuncia acoso e intimidación de parte de la APIQROO

Cancún, Quintana Roo, 01 de junio de 2014.- El presidente de Asociados Náuticos de Cancún A.C (ANC) Ricardo Muleiro López denunció el acoso e intimidación emprendido por la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo (APIQROO) al amenazar con demoler los muelles de aquellos asociados que no estén al corriente con el pago por el uso, aprovechamiento y explotación de la instalación portuaria (muelle), sin otorgarles ninguna contraprestación a cambio, como podría ser un seguro colectivo de sus instalaciones por parte de la autoridad.

Explicó que la APIQROO está enviando notificaciones donde solicita el cobro de las cuotas atrasadas ya que de lo contrario serán demolidos los muelles, argumentando que se trata de un requerimiento extrajudicial con base en el contrato de cesión parcial de los derechos y obligaciones para el uso, aprovechamiento y explotación de un bien de dominio público de la Federación, lo cual calificó de absurdo porque “es como si por no pagar el predial, el ayuntamiento derribara nuestras casas”.

Agregó que hasta el momento ANC tiene confirmado un caso de este tipo, en el cual el asociado recibió un correo electrónico del Coordinador General Jurídico y Apoderado Legal para Pleitos y Cobranzas de la Administración Portuaria Integral de Quintana Roo, Rudy Armín Pérez Martínez, quien le informaba que en caso de no realizar el pago pendiente en el plazo establecido, el cual venció mucho antes de que se recibiera el correo, se procederá por la vía oral mercantil a la formal demanda en el Juzgado de Distrito del Poder Judicial de la Federación.

El mail agrega que de lo anterior se dará vista a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para iniciar con el proceso de revocación de registro, más la solicitud de demolición con cargo al propietario de dicho inmueble, a lo que se sumarían las multas que impondría en su momento la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat).

Muleiro López recordó que las marinas pagan anualmente por este derecho alrededor de 360 mil pesos, que representaría una erogación anual conjunta del sector por este concepto de más de siete millones de pesos, sin que reciban un servicio adicional por el pago de este impuesto, además de que cada empresa tiene que pagar un seguro de 100 mil pesos cada 12 meses para proteger sus muelles en caso de un huracán.

Lo anterior, dijo, representa un triunfo para los propietarios de las marinas debido a la reticencia de las aseguradoras, las cuales sólo ofertan coberturas limitadas y con depreciaciones, aplicando una serie de requisitos casi imposible de cubrir, lo cual podría resolverse si la Apiqroo adquiriera un seguro colectivo para los muelles del sector en lugar de que cada concesionario lo haga por su cuenta.

En este sentido, comentó que cuando la SCT delegó en la APIQROO la administración de los muelles y atracaderos en el estado, la dependencia tenía la obligación de convertir los permisos para que particulares operasen los muelles en contratos de cesión parcial de derechos y en este sentido uno de los compromisos del ex gobernador del estado, Félix González Canto, fue que en los contratos de cesión parcial se incluyera el costo del seguro, pues resulta más fácil que la dependencia contrate un macroseguro.

Consideró que no es coherente que los concesionarios de muelles y atracaderos se ven obligados a contratar un seguro contra huracanes cuando en realidad no son propietarios de las instalaciones, sino que solamente pueden explotarlas y aprovecharlas, punto que quedó pendiente en la administración pasada, por lo cual solicitó la intervención del gobernador del estado, Roberto Borge Angulo, para concretar el seguro colectivo y frenar las amenazas de la Apiqroo contra el sector.