Home » Cancun » Hotel amplía su complejo de forma irregular

Hotel amplía su complejo de forma irregular

FAUSTO ADRIÁN.- Cancún Q. Roo.- El 10 de junio del año 2003 pareciera que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) había dejado un precedente histórico con la imposición de una multa millonaria  de 3.5 millones de dólares a la cadena española Riu por construir más niveles de los permitidos en uno de sus hoteles de Cancún, y no presentar la Manifestación de Impacto Ambiental.

Sin embargo, una década después esta historia se repite con mayor dimensión, con el Hotel Azul Beach, de Puerto Morelos, que construyó el 40% de su desarrollo sin contar con los permisos correspondientes de acuerdo al Resolutivo  de la Profepa 0010/2013 de fecha 13 de enero de 2013,  en poder de Enfoque Radio.

Las irregularidades salen a la luz pública, debido a que la empresa Desarrollos Tanchacte, S.A. de C.V, que es la que opera y administra el Hotel Azul Beach”, ingresa una MIA ante la Profepa para regularizar su situación, ya que así se lo exigió la autoridad ambiental.

De acuerdo a la Mia, los hoteleros reconocen que “Las obras no autorizadas en materia de impacto ambiental del Hotel Azul Beach constituyen un 40.02% de la superficie total del predio” que cuenta con  148 habitaciones y capacidad para 296 huéspedes, según el texto de la página 9 y 10 de la MIA.

De la superficie total del terreno que es de 54,382 m2, pueden ser aprovechados: 21,765 m2, es decir el 40.02% del total,  ya que el 60% restante se encuentra en zonas de manglar. El documento, reconoce que los desarrolladores invadieron zonas de humedal, para lo cual  la empresa ya fue sancionada, sin embargo no detalla el monto ni la afectación.

En un inicio el desarrollo se llamaba “Hotel Mayan Paradise” ahora “Hotel Azul Beach”, y contaba 16 de junio de 1998 con el permiso de la Dirección General de Ordenamiento Ecológico e Impacto Ambiental para construir el desarrollo turístico, sin embargo con una plazo de 12 meses y 10 años para la operación y mantenimiento, plazo que venció en 2008 y al momento de la apertura del procedimiento administrativo de enero del año pasado con el  No. PFPA/29.3/2C.27.5/0057-12-BlS ambos plazos ya habían concluido.

Estos actos de corrupción del Hotel Azul Beach salen a la luz pública, ya que ingresaron ante la Profepa una solicitud de ampliación de obras, bajo el título “Etapa de operación de las obras sancionadas por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente del Hotel Mayan Paradise ahora Hotel Azul Beach en su Resolución 0010/2013 de fecha 13 de enero de 2013”

Lejos de tomar la Profepa una medida, reversiva para exigir la demolición de lo construido, mediante el considerando VI les aplica una medida correctiva, de acuerdo al número 3, que dice “En el caso de tener interés en la continuidad y permanencia de las obras irregulares, cuyas especificaciones se señalan en el CONSIDERANDO ll de la presente resolución y que se encuentran circunstanciadas en el acta de inspección, deberá sujetarlas al procedimiento de evaluación de impacto ambiental”. Es decir por esta razón el complejo turístico ingresa la MIA ante la Semarnat .

En pocas palabras, el hotel ubicado en Punta Petempich, aplicó la máxima, de más vale pedir perdón que pedir permiso.