Home » Chetumal » Salvaguardamos la vida de quintanarroenses y visitantes; Borge

Salvaguardamos la vida de quintanarroenses y visitantes; Borge

CHETUMAL, Quintana Roo, 9 de agosto.— La intensa labor de prevención y difusión que desarrolló el Consejo Estatal de Protección Civil antes, durante y después del huracán “Ernesto”, que afectó a cinco municipios del centro y sur del Estado, permitió salvaguardar la vida y patrimonio de los quintanarroenses y visitantes. Sólo resta concluir la evaluación de daños causados a la infraestructura eléctrica, carretera, de agua potable y a los cultivos, manifestó el gobernador Roberto Borge Angulo.

—Lo más importante fue salvaguardar la integridad de los quintanarroenses y turistas y lo logramos —dijo—.  Fue una labor de prevención intensa para informar a la población, por fortuna hubo buena coordinación de los tres órdenes de gobierno y contamos con todo el esfuerzo de protección civil y los subcomités de salud, abasto e infraestructura que activamos cada vez que amenaza un fenómeno hidrometeorológico.

—Todo el trabajo se realizó conforme al manual y protocolos y funcionó una vez más, pues pudimos salvaguardar la integridad de la población y de nuestros visitantes —afirmó—. Los refugios habilitados para la población comenzaron a ser desalojados esta mañana.

El jefe del Ejecutivo comentó que el huracán “Ernesto” ocasionó daños menores en viviendas, infraestructura eléctrica, agua potable y en algunos cultivos, los cuales aún se evalúan.

Borge Angulo, quien realizó personalmente recorridos de supervisión antes y después del paso del huracán “Ernesto”, reiteró y reconoció que las medidas preventivas adoptadas por el Gobierno del Estado, pero sobre todo, la cultura de los quintanarroenses ante una amenaza ciclónica, contribuyó a que el resultado final fuese saldo blanco.

Finalmente, explicó que, una vez que el Comité Estatal de Evaluación, a cargo de la Secretaría de Planeación y Desarrollo Regional, tenga el recuento de daños, se tomarán las medidas correspondientes para resarcirlos.