Home » Pajaros en el Alambre » La isla de la fantasía y el ferry electoral que nos lleva a ese destino, escribe @riclandero

La isla de la fantasía y el ferry electoral que nos lleva a ese destino, escribe @riclandero

Estamos esperando lo que viene, formados, sentados, inquietos, nos dijeron que del otro lado hay un lugar mejor, pero sólo hay una forma de llegar, al menos es la única que nos ofrecen, la de comprar nuestro ticket mediante el cruce de una boleta electoral para subirnos al único ferry en el muelle. Más o menos así es la fórmula, vas y participas, compras tu boleto, te subes al mismo barco a como de lugar y confías en haber escogido el correcto. ¿el correcto de qué? ¿nosotros escogemos a la tripulación, la ruta, la manera de navegar? ¿realmente hacemos eso? En la taquilla te gritaron de todo, te ofrecieron mayor comodidad, más servicios, por una u otra razón tomaste la decisión por algo, al final del otro lado se ve lo mismo, sólo hay una isla a la que vas a llegar, todos van para allá y la verdad el trayecto es corto, así que las diferencias entre las opciones no son un gran aliciente para optar por ellos.

Cuando suena la tercera llamada, la bocina del barco ensordece, anuncia el momento del gran debate, con orden nos acomodamos en los asientos, unos se quedan en la cómoda zona del aire acondicionado, otros sólo alcanzamos boleto de cubierta, la del sol y la lluvia. En los monitores salen anuncios de lo bonito que es el viaje, el lugar al que nos llevan, hasta que aparecen cuatro marineros en pantalla que nos explican la ruta, sus opciones, la verdad es que nadie le entiende nada, se pelean, se insultan, toman vino juntos, al final alguien nos explica que es un show que montan con el marinero ciego, el marinero borracho, el marinero loco y el nuevo, ellos creen que solitos tienen la mejor opción para poner la gasolina, echar a andar los motores, limpiar, subir las velas, servir la comida, tripular y esto con una mano amarrada a la espalda. Por eso los dejan hacer su performance, para divertir el trayecto.

Para navegar todo barco necesita lo elemental, un casco fuerte, que flote y equipos salvavidas. Ese equipo lo constituyen las reglas básicas, las leyes, la base social que hace la diferencia entre la barbarie y la razón, pero resulta que el capitán a cargo, el que está por dejar el bote se encuentra haciendo hoyos por todos lados, ponchando lanchas, desinflando el sistema anticorrupción, la Auditoría Superior de la Federación, la Fiscalía General. Ese barco navegó entre piedras filosas, está lastimado, por allí se coló a borbotones la violencia, la desigualdad, el robo de gasolina, de todo, pero la tripulación saliente en lugar de arreglarlo le dieron mayor velocidad cuando estaban en aguas peligrosas, se gastaron el dinero en promocionar el viaje en lugar de arreglar el bote, pura publicidad.

Llegan rumores que del otro lado del mar hay un loco con un submarino amenazando a cuanto barco se le para enfrente, es norteamericano y asegura que el mar es suyo, a Trump ya no le gustan que salgan los barcos juntitos a pescar, quiere que se dispersen, que cada uno le haga como pueda, el libre comercio no es opción, el multilateralismo se acabó, va con todo y contra todos. Al final cada barco siempre tiene sus problemas, nosotros estamos subiendo al nuestro, un ferry madreado sin darle servicio por años, sólo esperamos que algunos de los torpedos que lanza en sus bravuconadas no nos alcance y termine por hundir todo, parece lejano, pero se escuchan cerquita las detonaciones.

DOSSIER 3D Derecho, Democracia y Desarrollo

Tenemos un proyecto en donde recopilamos las mejores columnas y estudios de la semana que profundizan en estos y otros temas, para que puedas formar tu propio criterio.

???? Lo que no puedes dejar de leer.

Dossier 3D No. 24 Derecho, Democracia y Desarrollo

Del 9 al 15 de junio 2018.

¡Compártelo libremente en tus grupos y redes, que todos analicen!

Da click ???? https://quip.com/DDb5Aty0Lwai

Maestro en Derecho
www.landeroasociados.com