Home » Cancun » Un puñado de infiltrados oportunistas buscan desprestigiar a @Morena_QRoo_: @DrJLPech

Un puñado de infiltrados oportunistas buscan desprestigiar a @Morena_QRoo_: @DrJLPech

CANCUN, 8 de noviembre.-* “A la elección del 2018 no podemos ir sólo con nuestras mejores intensiones, requerimos de muchas personas que apoyen, que aporten su granito de arena para dar el primer gran paso que necesitamos, que es sacar del gobierno a quienes han saqueado al país y pretenden seguir haciéndolo, para lo cual tienen de forma incondicional al arbitro, los abanderados y hasta a los cubeteros”.

Quienes han manifestado su inconformidad con declaraciones mediáticas sólo son seis coordinadores de Cancún, algunos militantes ofendidos por las decisiones de la CNE y un puñado de infiltrados oportunistas que buscan desprestigiar a Morena, manifestó el líder de Morena, José Luis Pech, a través de un comunicado.

En esos términos se expresó el líder estatal de Morena, José Luis Pech Várguez, para explicar el por qué el partido ha decidido incorporar a nuevos actores políticos, como una medida que sobre todo busca fortalecer la estructura electoral que se necesita para 2018. “Esto, a pesar de la percepción que tienen algunas personas que se sienten ofendidas por las decisiones que está tomando la Comisión Nacional de Elecciones (CNE), de valorar en las encuestas a personas que vienen de otras agrupaciones políticas”, puntualizó.

Negó categórico que en Morena haya una revuelta interna sólo por las reuniones que han difundido algunos miembros del partido en donde “denuncian” supuestas irregularidades sólo por el hecho de que tienen una percepción adversa a esas decisiones que ha tomado la CNE.

La mejor muestra de ello, agregó Pech Várguez, es que el partido sigue trabajando; “nuestros comités de base siguen activos y avanzando, de tal suerte que a la fecha ya tenemos constituidos más de dos mil comités que representan más de 16 mil afiliados y casi 100 coordinadores territoriales en todo el estado; 47 de ellos son de los distritos 03 y 04 que corresponden a Cancún y Puerto Morelos”.

Admitió que en el grupo de los disidentes hay tres tipos de ellos: primeramente, aquellos que realmente están ofendidos por la llegada de nuevos actores políticos y lamentan las decisiones que han tomado el Consejo Político y el Congreso Nacional; también hay algunos que hoy disfrutan algún cargo político y sienten que sus oportunidades de repetir disminuyen con la llegada de nuevos actores políticos; y, finalmente, algunos pocos infiltrados profesionales que sólo buscan desprestigiar y desestabilizar a Morena.

Aseguró que entre las personas que se han manifestado están sólo seis coordinadores de la ciudad de Cancún y los restantes no tienen ningún cargo dentro de la organización interna del partido en Quintana Roo o en los municipios.

El delegado de Morena en la entidad puntualizó que es una realidad que el partido se fortalece con la llegada de nuevos actores políticos que contribuirán a reforzar la estructura electoral que es necesaria para 2018. “Eso a pesar de la percepción que tienen algunos por las decisiones que ha tomado la Comisión Nacional de Elecciones”, señaló.

Se dijo respetuoso de las manifestaciones de inconformidad de algunos militantes, pero aclaró que a final de cuentas las decisiones que ha estado tomando la CNE se basan en encuestas, que es uno de los instrumentos estatutarios que tiene el partido para la toma de decisiones. “De esta forma, es la sociedad la que otorga las preferencias para una posición dentro de la organización electoral. Nadie ha sido despojado de una preferencia que la sociedad le haya otorgado”, precisó.

Sobre los señalamientos que se le han hecho a su persona en el sentido de que se le hace responsable del supuesto ingreso de “borgistas” a Morena en Quintana Roo, en donde incluso a él se le coloca ese mismo mote, José Luis Pech negó categórico que tenga alguna relación con los dos anteriores gobernadores del estado, a los cuales, dijo, “no les tengo el menor respeto, porque ambos son un desprestigio para la política y deshonran a la clase política quintanarroense. Su peor legado han sido las malas enseñanzas que dejaron en muchos jóvenes políticos. Les enseñaron que gobernar es robar y que no hay límites éticos ni morales cuando se tiene una posición gubernamental”.

Manifestó su extrañeza por “la postura de algunos disidentes, porque a pesar de que saben que las decisiones han sido tomadas por la CNE, han concentrado sus ataques en mi persona. Quienes me conocieron haciendo campaña política en la contienda electoral de 2016 saben que soy leal al partido e institucional a nuestras autoridades partidarias y a sus decisiones”.

Pese a ello, el dirigente de Morena en Quintana Roo pidió a quienes se sienten algún malestar por las decisiones de la CNE, a que “tengan confianza en su partido y en la visión de Andrés Manuel López Obrador, él es un hombre inteligente, patriota, entregado, que lucha a diario para que al país le vaya mejor”.

Recordó que “todos aquellos que creen en Morena y en Andrés Manuel y su proyecto para rescatar y regenerar a México, deben considerar que estas decisiones que se están tomando, se hacen con una visión de largo plazo, para tratar de que Morena llegue al poder, que Andrés Manuel sea presidente; es algo que el país le urge, porque México está en una situación muy crítica, pues no sólo se han robado el dinero de la caja, han quebrado las finanzas públicas y se están robando el patrimonio de la nación y se lo van a seguir robando si esto no cambia”. Señaló que “no es solamente la elección lo que está en juego en el 2018: es la recuperación del país que hoy se desmorona y desangra por tanta corrupción, impunidad e inseguridad, afectándonos a todos”.

Reiteró que “en este gran esfuerzo que hace Andrés Manuel López Obrador por rescatar al país, lo tenemos que acompañar, debemos trabajar con él, debemos tener confianza en él, en los órganos de dirección del partido, en estas decisiones que hoy parecen dolorosas, y quizá moleste a alguien, pero que son decisiones que en este momento son necesarias, debido a que la batalla electoral que viene no va ser fácil, porque no vamos a competir en un terreno neutro y no podemos ir a esa contienda sólo con nuestras mejores intensiones; requerimos de todos los guerreros que sean necesarios para ganar esta elección y no quedarnos cerca de la raya como ya nos ha pasado, incluso recientemente en el Estado de México”.