Home » Pajaros en el Alambre » Los desplantes de Perla, escribe Luciano Núñez desde Pok Ta Pok

Los desplantes de Perla, escribe Luciano Núñez desde Pok Ta Pok

Por Luciano Núñez

Pocos filósofos –que yo sepa- han centrado sus neuronas en explicar el uso del saludo. No pude dejar de recordar a JoséOrtega y Gasset el día en que la alcaldesa de Cozumel, Perla Tun, el día de su informe, le negó el saludo a regidores de oposición; con principal desdén a otra mujer, Georgina Ruiz, a quien venció en las pasadas elecciones.

https://simonaliendresleon.files.wordpress.com/2015/11/ortega-y-gasset-1.jpg?resize=234%2C316

Ortega y Gasset, gran filósofo español, nos ilumina hasta hoy con una definición que arranca diciendo que está perdido en el tiempo el momento exacto en el que los seres humanos comenzaron a saludarse. Pero su definición llega a la actualidad para detallar que, “consiste en tomar la mano ajena, oprimirla–no importa si mucho o poco–sacudirla un momento y abandonarla”.

Por el contrario, aclara el pensador, “si no doy la mano a los demás, si no saludo, me tendrán por mal educado, desdeñoso, presuntuoso, etcétera”. Luego entonces, ahonda que desde que nacemos vivimos sumergidos en “océanos de usos” y que son la primera y más fuerte realidad que nos encontramos, dado que son lo que llama nuestro contorno social, “son la sociedad en que vivimos”.

Saludo en el mundo de la política

Sobre todo en el mundo de la política el saludo tiene un particular y poderoso significado. Las lecturas de un saludo, de una foto, pueden decir mucho más que discursos rimbombantes y frases hechas. Como el saludo de Barack Obama y Raúl Castro; o del Papa con Donald Trump.

La política cozumeleña se había enfilado a ser una líder natural de la ínsula, y quizás, del Estado; pero a lo largo de su primer año ha dado muestras de que ha perdido el criterio –más bien la brújula política- al confundir la rebeldía con la cortesía y la mala educación.

Ausencias notorias

No sólo ha afrentado a sus pares del cabildo, que igualmente han sido electos por el voto de los ciudadanos, sino que ha desairado al propio gobernador, Carlos Joaquín González, quien con el mismo desdén que le ha profesado, por ejemplo -y también a su esposa, Gabriela Rejón-, podría sencillamente no haber asistido al Informe, así como la primera autoridad de Cozumel no asistió a eventos organizados por gobernador y el DIF Estatal.

En un mundo cada vez más globalizado, la escena del no saludo no corresponde a quien debería dar el ejemplo de diálogo, de apertura y estatura política; por el contrario, un político destaca generando debates de ideas, como Pedro Kumamoto, proponiendo nuevos caminos para los problemas comunes, no propagando rencores que quedaron en proceso electoral.

Quizás el gesto hostil de la presidenta haya despertado falsas y aduladoras alabanzas desde ciertos círculos, pero un político se mide no por las afrentas, sino por la creación de modelos que mejoren la vida de los ciudadanos, donde se ha visto poco de la panista, incluso, dicho por el presidente de la Gran Comisión, Eduardo Martínez Arcila, con quien comparte el mismo partido.

El mensaje

El mensaje que intenta dar el “no saludador” es muy claro: rechazar al “no saludado”; acaso ponerlo en su sitio –quizás porque no se vistió con un color idéntico esa noche, y que es un uso que en política que se usa para reclamar algo asistiendo-, pero lo que provoca es todo lo contrario: se revela en su forma más rudimentaria y violenta de expresar una manera diferente de pensar. Coloquialmente solemos decir: “No soy ni su amigo ni su aliado, me limito a saludarl@”.

El iluminado español razonó que, “a través de ese mundo social o de usos, vemos el mundo de los hombres y de las cosas, vemos el Universo”; y la política de la isleña ha reducido su visión en un gesto simple pero contundente que seguramente le costará mucho revertir.

Ligas que pueda interesar de otros medios:

Perla Tun falta a una reunión con Carlos Joaquin en Puerto Morelos

Perla Tun, peleada con la vida

José Ortega y Gasset, El Hombre y la gente, Volumen VII de la Obras Completas.

Luciano Antonio Núñez

Es técnico y licenciado en Comunicación Social, con postgrado en Opinión Pública por FLACSO y diplomados en La Salle Cancún. Trabajó en El Siglo de Tucumán, Argentina; agencia EFE México, Luces del Siglo y Periódico Quequi. Fue director de Comunicación Social en Benito Juárez, Cancún.

Co-Fundador de Revista Dos Puntos y director general de Grupo Pirámide