Home » Playa del Carmen » @Laura Beristain: “los jóvenes no son el futuro, sino el presente, y es ahora que debemos darles oportunidades”

@Laura Beristain: “los jóvenes no son el futuro, sino el presente, y es ahora que debemos darles oportunidades”

 

Playa del Carmen, Q. Roo a 11 de enero de 2018. Es habitual leer y escuchar a alguien decir que los jóvenes son el futuro del país, o de la sociedad, esta afirmación conservadora restringe cualquier tipo de participación creativa y activa en el presente porque al quedar relegada al futuro, corre el riesgo de permanecer constantemente como algo que tal vez ocurrirá más adelante, sin nunca concretarse.
La Diputada Laura Beristain señaló: “el verdadero futuro se da cuando una situación es distinta a la actual, consolidándose cambios cualitativos, con transformaciones históricamente significativas. No se puede hablar de futuro cuando el presente no es más que una prolongación del pasado, y amenaza permanecer por muchos años más a partir de ahora, persistiendo las estructuras predominantes y continuando con el mismo comportamiento social.
Dicho de otra manera: si hoy no trabajamos por los jóvenes para sembrar un cambio en el conocimiento, en las conductas sociales arraigadas, en darles oportunidades reales con acceso a la educación, a la cultura, a las artes, a espacios y equipo deportivo, no podremos quebrantar en el presente la sedimentación histórica del pasado, y que continuará a futuro en tanto persistan las tendencias que vienen predominando desde hace tiempo en la sociedad.
Y si esto es así, el futuro no llegará nunca, a menos que hoy, en el presente, establezcan iniciativas transformadoras, portadoras de grandes novedades históricas. Igual como el pasado es hoy, también el futuro es hoy, y en este sentido, sí podemos decir que el futuro es de los jóvenes, sólo en la medida y en cuanto los jóvenes hoy tengan incidencia en las acciones transformadoras del cambio, como agentes de regeneración”.
Laura Beristain señaló que si alguien cree que este pensamiento renovador pudiera parecer excesivo, utópico, irrealista, imposible, entonces debe tratarse de una persona conservadora, desencantada, sin esperanzas, sin disposición a considerar seriamente las posibilidades que ofrece el presente, y las capacidades creativas y de cambio que son propias de los jóvenes.
“Es necesario dar inicio a la creación de una nueva sociedad, porque la actual está en crisis orgánica, y eso se logra sembrando la semilla del conocimiento libre en los jóvenes, para que aprendan a reconocer, descubrir los problemas de la comunidad, y decidan participar en el planteamiento de soluciones para lograr el desarrollo ordenado y el progreso para todos, guiados por los principios y valores de justicia, reciprocidad y solidaridad”, anunció la legisladora independiente.