Home » Cancun » Contempla @JesusPoolMoo la revisión del tema del IVA como de la reforma energética

Contempla @JesusPoolMoo la revisión del tema del IVA como de la reforma energética

Cancún, Quintana Roo a 28 de abril de 2018.- El aumento del Impuesto al Valor Agregado (IVA) derivó en un alto impacto para el bolsillo de los mexicanos, desde la adquisición de la canasta básica y el gas hasta el uso del transporte público, este último consecuencia de la liberación del precio al litro de gasolina magna, premium y diésel, que conjuntamente merman la distribución y aplicación del gasto diario en los hogares quintanarroenses.

“Un grave problema que ha habido y hubo con los diputados federales, fue la aprobación al incremento del Impuesto al Valor Agregado (IVA), por ello como futuro legislador de la coalición de Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Encuentro Social (PES) y Partido del Trabajo (PT),  contemplo la revisión tanto al tema del IVA como de la reforma energética”, expresó Jesús Pool Moo, abanderado de la alianza “Juntos Haremos Historia”.

El candidato a diputado federal por el IV distrito electoral de Quintana Roo informó que Andrés Manuel López Obrador pidió llevar a cabo una exhaustiva revisión en materia fiscal e incrementar el apoyo en las zonas fronterizas, un precepto que será atendido por los legisladores de las bancadas de Morena, PES y PT en el Congreso de la Unión, no sólo por ser parte del Proyecto de Nación 2018-2024, sino también porque son peticiones de índole ciudadano.

“Tenemos que revisar el artículo 123 constitucional, y encaminarlo a mejorar las condiciones laborales y salariales, ya que el aumento de los sueldos es fundamental para que la clase trabajadora cubra más allá de sus necesidades básicas y elementales, como pueden ser alimentación, transportación, salud, diversión, vestimenta, calzado y un techo”, dijo Pool Moo.

En 2014, el Congreso de la Unión aprobó la reforma fiscal en la que los estados fronterizos como Baja California, Quintana Roo y Chiapas, entre otros pasaron de una tasa de un 11% a 16%, aunado a nuevos impuestos en refrescos azucarados, como un peso por litro, alimentos chatarra, productos de alto consumo en la sociedad mexicana y sobre todo en el sureste de México, lo que impactó directamente sus finanzas familiares.