Home » Playa del Carmen » Pide la Dip. @ivanova_pool declaratoria de desastre natural por recale de sargazo en Solidaridad

Pide la Dip. @ivanova_pool declaratoria de desastre natural por recale de sargazo en Solidaridad

 

Los Diputados Ivanova Pool Pech y Omar Ortega Álvarez, del Grupo Parlamentario del Partido de la Revolución Democrática, presentaron el 9 de mayo un punto de acuerdo para  exhortar al gobierno del estado de Quintana Roo, a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y a la Secretaría de Gobernación destinar  del Fondo de Desastres Naturales, recursos económicos para atender de manera urgente el recale atípico de sargazo, debido a que dicha contingencia natural se podría extender a los municipios de Solidaridad, Benito Juárez, Cozumel, Felipe Carrillo Puerto, Tulum, Isla Mujeres y Othón P. Blanco, generando graves afectaciones al sector turístico del país.

 

En el punto 3 y 5, la Diputada quintanarroense consideró necesaria  una declaratoria de desastre natural, porque se lograría evitar las grandes pérdidas que esto representa y propiciaría la intervención inmediata y coordinada de autoridades para afrontar el daño, pues en caso de no atenderse a la brevedad, se verá severamente afectada la reputación del Estado como destino turístico y diversos sectores de la economía.

 

Esto con fundamento en lo dispuesto por los artículos 58 del Reglamento Interior del Congreso General de los Estados Unidos Mexicanos, bajo las siguientes argumentos.

 

1.-Por tercer año consecutivo las playas del municipio de Solidaridad son afectadas por sargazo, (alga que desprende un fuerte olor y un aspecto desagradable en las costas donde recala), esta situación deja grandes pérdidas a prestadores de servicios turísticos y afecta la imagen de la localidad frente al turismo nacional y extranjero, la nueva oleada azota las costas quintanarroenses, especialmente al municipio de solidaridad.

 

Para evitar las afectaciones de todos los sectores sociales debido a que la principal actividad económica del Estado, es el turismo; se requiere la atención coordinada, urgente e inmediata, a través de la intervención de la Secretaría de Gobernación, destinando los recursos económicos suficientes del Fondo Nacional de Desastres Naturales (FONDEN), con los cuales se adquiera la tecnología y maquinaria específica que retire las toneladas que se acumulan en las playas.

 

2.- Si bien es cierto, de manera regular el personal de la ZOFEMAT retira el sargazo manualmente; tanto el personal como la herramienta que se emplea es insuficiente. Por ello se necesita la continuidad de esta labor, pero es pertinente que se dote lo más pronto posible de instrumentos adecuados y se desplieguen redes paralelas a las costas que permitan contener el arribo de esta alga.

 

Por otro lado, los trabajos de limpieza en altamar y el monitoreo que la Marina y la Capitanía de Puerto realicen, permitirá anticiparse al recale masivo de sargazo, puesto que no podemos soslayar que ya se ha tenido esta experiencia y se ha venido repitiendo este fenómeno natural.

 

3.- Aunque estas algas marinas se acumulan de forma natural en la orilla de la playa, el gran volumen que se presenta actualmente, es atípico y los micro organismos que contienen pueden causar alergia al contacto con la piel, mal olor, mala imagen y desconfianza para los turistas, muchos de los cuales han cancelando su visita y con ello continuarían afectando cientos de empleos.

 

En ese orden de ideas, una declaratoria de desastre natural lograría evitar las grandes pérdidas que esto representa y propiciaría la intervención inmediata y coordinada de autoridades para afrontar el daño, pues en caso de no atenderse a la brevedad, se verá severamente afectada la reputación del Estado como destino turístico y diversos sectores de la economía.

 

4.- Cabe recordar que el 22 de junio de 2015 se hizo frente a este fenómeno, mediante la emisión de la Declaratoria de Zona de Desastre Natural, que de conformidad con la Ley General de Protección Civil, permitió el acceso al Fondo de Desastres Naturales.

 

Esta situación se repite con la misma magnitud, y en aquella ocasión se destinaron ciento cincuenta millones de pesos, de los cuales noventa millones fueron al pago de jornaleros que recogerían el alga a mano, mientras que los restantes sesenta millones se emplearon en la adquisición de maquinaria que permitiese capturar el sargazo en altamar para evitar que se depositara en las playas de Cancún y la Riviera Maya.

 

5.-Consecuentemente y en virtud de las características de este fenómeno natural, se debe recurrir a la emisión de una Declaratoria de Desastre Natural, puesto que esta contingencia se podría extender a los municipios de Solidaridad, Benito Juárez, Cozumel, Felipe Carrillo Puerto, Tulum, Isla Mujeres y Othón P. Blanco.

 

Finalmente, es imprescindible reiterar la urgencia con la que se debe atender esta problemática pues de eso depende que se evite oportunamente el impacto económico tan grave y negativo como el que en aquella fecha se logró contener. Deno hacerlo de manera inmediata, se verá afectado el flujo de turistas con los daños colaterales que ello implica, es decir; pérdida de empleos y divisas para nuestro país.